lunes, 7 de diciembre de 2009



Diría que es
la suerte,o
las ganas de verte,
que me van
destruyendo así.

No hay comentarios: